sábado, 9 de junio de 2007

El Pato Donald Perdido en los Andes...


O el extraño caso de los HUEVOS CUADRADOS
Donald, trabajando en el museo de historia natural de Patolandia, descubre unos huevos cuadrados, a partir de aquí, se inicia una de las mejores historias de Donald escrita y dibujada por el genial Carl Barks, que lleva al Pato mas famoso del mundo a las tierras del Perú donde en el imaginario aun se esconden templos y tesoros de los Incas, repase con nosotros a manera de celebración del cumpleaños número 73 de Donald (9 de Junio 1934, "La gallinita sabia") esta fascinante historia en el Perú imaginario de Carl Barks.Javier Prado

Recuerdo esta historia de niño dentro de la colección empastada en azul que tenían mis primos a la cual tenía acceso cuando los visitaba algunos fines de semana, tenía seis años y mis intereses reales en ese momento eran mas Batman y Superman pero vía televisión, pero esa historia en particular se me quedo grabada precisamente por las menciones de los Incas y por supuesto por los Huevos Cuadrados mucho tiempo después ya con el virus del comic instalado y en plena época pre-universitaria a inicios de los ochenta un libro me la volvería a recordar "Para leer el Pato Donald" de Ariel Dorfman y Armand Mattelart.

En ella una viñeta sacada del contexto de esta aventura mostraba a uno de los habitantes haciendo una señal tipo militar, con la mano en la cabeza, aunque mas exacto seria decir que era un saludo tipo "cortapalo" esa representación de los boyscouts donde sus sobrinos participaban, debajo de la viñeta un texto denunciaba que a la vista "el buen salvaje, recibía como primera enseñanza "cuadrarse" ante sus gobernantes" mientras que a lo largo del capitulo explicaban la visión del capitalismo imperialista sobre los pueblos indígenas y otro tanto discurseaba entre los sistemas de producción .


A pesar de las arbitrariedades sociológicas y análisis materialistas aplicados a la fantasía, Barks y su historia me siguieron pareciendo historias llenas de ingenio, relatos redondos y con una técnica narrativa impecable, aun hoy me resisto como lector interpelar porque Superman lleva el calzoncillo fuera del pantalón o porque Donald no se casa con Daisy. No es que me parezca inneceario conocer el marco teorico o ideologico que dieron marco a esta historia, pero tampoco es que vea a Barks de primera complotando para escribir un alegato al colonialismo o supremacía blanca, claro que hubo comics que si entraron a la propaganda del establishment en tiempos de guerra , ahí están los cortos de Disney de instrucción militar o Popeye derrotando japoneses.Pero hoy que celebro el cumpleaños del hepático , lascivo y pobretón Donald dejare ese análisis de lado, eso si siempre me sentiré mas cercano a la historieta de Donald que a su alter ego del Dibujo Animado, pues quizás como muchos piensan a ese Pato no se le entiende lo que habla.



"Perdidos en los Andes"
En esta historia de 1949 Donald trabaja como cuarto portero auxiliar del museo de Patolandia, limpiando el polvo de unas piedras traídas de antiguas ruinas incas, accidentalmente deja caer una de ellas , está se rompe y deja salir la yema y clara de un huevo, este descubrimiento alborota a los arqueólogos que deciden enviar a Donald y a sus sobrinos en una expedición a los Andes para desentrañar el enigma. En su búsqueda son vistos por los habitantes de la región como locos o tontos fáciles de engañar con falsificaciones (esto también fue otra viñeta analizada en "Para leer el Pato Donald"), hasta que encuentran un anciano que les cuenta haber escuchado a su padre hablar de un desconocido que trajo de una región montañosa cubierta por niebla los huevos cuadrados así llegan a una aldea recóndita donde no solo encuentran los huevos cuadrados sino las gallinas que los ponen que también son cuadradas,que hablan para su sorpresa ingles pues el anterior viajero que llegó se los había enseñado cuando los encontró en el siglo XIX este viajero era Rhutt Betlah de Birmingham (Alabama, que fonéticamente suena parecido al apellido del "supuesto descubridor" de Machu Picchu, Bingham), Hugo Paco y Luís haciendo un globo con el chicle quiebran la ley de "no hacer nada que sea curvo" y están a punto de ser sancionados para escapar del peligro enseñan a masticar chicle a las gallinas cuadradas que empiezan a soplar globos cuadrados ,así ellos pueden escapar del castigo escondiendo las gallinas mascachicles debajo de sus ropas.
Al final cuando los dejan ir llevando muchos pollos y huevos que consumen en el largo camino de vuelta, quedando solo un par lamentablemente comprueban luego que se son del mismo genero y que no podrían empezar ningún proyecto de producción con los huevos cuadrados y otra vez Donald de espectante millonario regresa a su realidad de sub-empleado.


Don Rosa uno de los historietistas que puede reclamar con mayor derecho ser el seguidor del trabajo de Barks hizo que Donald regresé al Peru dos veces una en "The Son of the Sun" y "Return to Plain Awful" que es una secuela de "Perdido en los Andes" y donde con esa misma "visión Disney" de las cosas creo un mítico encuentro con los descendientes de los Incas a partir de un imaginario a veces totalmente disimil a la verdad histórica y llena de muletillas y prejuicios.

Afortunadamente hoy son mas lo que se conoce del verdadero Imperio de los Incas mucho mas interesante y profundo que "las Locuras del Emperador" y mucho mas mítico y fantasioso que lo que se pudieran imaginar décadas atrás los autores, con mayor oportunidades y facilidades para conocer el maravilloso país peruano seguramente Donald y muchos otros dejen de estar "Perdidos en los Andes".


Por supuesto esta nota sobre Donald y el descubrimiento de los huevos cuadrados no podía terminar que con una versión "live-action" de los mismos gracias al ingenio japones.
Con ustedes el "Egg Cube" el adminículo que toda ama de casa necesita para acomodar los huevos cual pirámide en su cocina.
Y Feliz Día Donald Cuacccc....!!!



Las aventuras del camélido más audaz del orbe.

Robo en Limamanta City