miércoles, 13 de noviembre de 2013

FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA


Walt Disney Animation Studios (ENREDADOS, RALPH EL DEMOLEDOR) presenta FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA, una sensacional comedia de aventuras inspirada en el cuento de Hans Christian Andersen “La reina de las nieves”.


La intrépida optimista Anna emprende un viaje épico – junto con el alpinista extremo Kristoff y su leal reno Sven- para hallar a su hermana Elsa, cuyos fríos poderes han atrapado al reino Arendelle en un invierno eterno. En una carrera por salvar el reino de la destrucción, Anna y Kristoff se toparán con místicos trols, un divertido muñeco de nieve llamado Olaf, temperaturas extremas y magia en cada rincón.


“Aunque FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA está inspirada en el cuento clásico de Andersen”, señala el director Chris Buck, “esta es una historia propia: con un espíritu y un estilo únicos y originales. Es sumamente emotiva y tiene muchísima acción, aventura, magia y personajes inolvidables”.


“Una historia que surgió como una idea muy simple sobre el poder de la familia, acabó convirtiéndose en algo mucho más poderoso”; agrega la directora Jennifer Lee, quien escribió el guión. “Trata acerca del miedo y el amor, contado a través de la experiencia de una familia: su lucha por superar el miedo y hallar el verdadero significado del amor”.

Dirigida por Buck (Tarzán, Surf’s Up) y Lee (guionista de RALPH EL DEMOLEDOR), y producida por Peter Del Vecho (WINNIE THE POOH, LA PRINCESA Y EL SAPO), la versión en inglés de FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA presenta las voces de Kristen Bell (Forgetting Sarah Marshall, Hit & Run, “House of Lies” de Showtime, The Crucible de Broadway) como Anna, Idina Menzel (Wicked de Broadway y Rent, ENCANTADA) como Elsa, Jonathan Groff (C.O.G del Festival de Cine de Sundance de 2013, Taking Woodstock, “Glee” de Fox, Spring Awakening de Broadway) como el hombre de montaña Kristoff, y Josh Gad (Aprendices fuera de línea, De amor y otras adicciones, The Book of Mormon de Broadway) como el entrañable muñeco de nieve Olaf. El reparto vocal también incluye a Santino Fontana (las obras de Broadway La Cenicienta, Brighton Beach Memoirs, Billy Elliot) como Hans, un apuesto príncipe que llama la atención de Anna, Alan Tudyk (RALPH, EL DEMOLEDOR, 42) como el Duque de Weselton, Chris Williams (BOLT: UN PERRO FUERA DE SERIE, PREP & LANDING: Historia / Productor Ejecutivo) como Oaken, y Ciarán Hinds (“Game of Thrones”) como Grandpabbie.

“En todo momento sentimos que estábamos haciendo una película realmente especial, casi mágica”, confiesa el productor ejecutivo John Lasseter. “Estamos sumamente orgullosos de esta película. FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA honra nuestro legado en Walt Disney Animation Studios con sus raíces intemporales, pero con potentes personajes, una increíble narración e imponentes gráficos creados para el público de hoy”.

Ambientada en el reino de ficción de Arendelle, FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA presenta un impresionante entorno inspirado en los espectaculares paisajes de Noruega: desde sus montañas de picos nevados hasta sus tranquilos fiordos. “El entorno desempeña un papel integral en nuestra historia”, señala Lee. “Elsa posee el poder mágico de crear hielo y nieve, pero no puede controlarlo y, accidentalmente, desata una violenta tormenta de invierno que pone su reino en peligro”.

“A la hora de animar el hielo y la nieve, nuestro equipo superó todo los estándares”, agrega Buck. “No es fácil hacer que el hielo se vea creíble en animación. Los miembros del equipo realizaron una investigación exhaustiva y crearon una tecnología innovadora para lograr el aspecto adecuado de este mundo. Y han logrado una película realmente hermosa, diferente a todo lo que hemos visto anteriormente”.

Con una maravillosa paleta, FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA se inspiró en elementos de la arquitectura, cultura y tradiciones noruegas, sumergiendo a los espectadores en ese entorno. Del Vecho señala: “Esta historia posee un alcance épico con la extraña habilidad de absorbernos en su mundo: uno cree que este lugar existe y puede sentir su magia. Uno se olvida de que está viendo una película”.

“Eso es lo que todo realizador, artista y animador en Disney desea lograr”, continúa Del Vecho. “Aquí en Walt Disney Animation Studios, películas como ENREDADOS y RALPH EL DEMOLEDOR definitivamente nos han ayudado a alcanzar un nuevo nivel en FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA; elevando la película, creando una historia de una envergadura y con unos personajes tan diferentes, tan nuevos, que logran conmover al público en formas extraordinarias”.

Con canciones originales del compositor galardonado con un premio Tony® Robert Lopez (The Book of Mormon, Avenue Q) y Kristen Anderson-Lopez (In Transit, WINNIE THE POOH), y la banda sonora original de Christophe Beck (del cortometraje premiado con un premio Oscar® PAPERMAN), FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA llega a los cines 3D de Latinoamérica a partir del 27 de noviembre de 2013.



CREANDO UN CLÁSICO CONTEMPORÁNEO







Los realizadores crean una historia contemporánea con personajes geniales y elementos de un cuento inolvidable FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA toma elementos centrales del cuento de “La reina de las nieves” de Hans Christian Andersen, que fue publicado por primera vez en 1845 y que ha despertado el interés de una larga tradición de cineastas de Disney empezando por el mismo Walt Disney. La idea, por supuesto, era capturar el sentimiento de la historia original, pero con el espíritu moderno de clásicos de Disney como LA SIRENITA, otro de los cuentos de Andersen adaptado a la pantalla grande en 1989. El director Chris Buck decidió aceptar el desafío unos años atrás. “La reina de las nieves” es la historia de la lucha entre el bien y el mal contada a partir de la fractura de un espejo que hace que el pequeño Kai comience a ver el mundo en forma negativa. “Nos inspiró esa lucha y el mensaje general que transmite”, señala Buck. “También nos sentimos atraídos por Gerda, la niña de la historia que quiere salvar a Kai. Sus atributos esenciales: optimismo, amor, fuerza y determinación, comenzaron a moldear la personalidad de Anna”. Pero el equipo de historia estaba un poco perplejo frente a la reina de la nieve. Según Jennifer Lee, quien en un primer momento se unió al equipo como guionista pero luego fue convocada para dirigir la película con Buck, la versión del personaje que da título al cuento de Andersen era un poco misteriosa. “En la historia original, ella es más simbólica”, cuenta Lee. “Sabíamos que en FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA ella necesitaría una voz propia para que el público de hoy se pudiera identificar”. “Queríamos que la película fuera actual y atemporal a la vez”, continúa Lee. “Queríamos hallar algo contemporáneo que todos pudieran comprender y caímos en la cuenta de que el miedo suele generarnos una visión negativa que amenaza nuestras relaciones. Todas y cada una de las escenas de la película, a su manera, refuerzan nuestros temas de familia y amor, y del amor verdadero frente al miedo. Y justamente el miedo es lo que gobierna a Elsa”. La incapacidad de Elsa por controlar su poder de crear hielo y nieve hace que se desate un evento trágico durante su niñez. La magia de Elsa fascina a la pequeña Anna: Elsa crea un muñeco de nieve y las niñas juegan en medio de increíbles pistas de nieve dentro de su casa. Pero la magia escapa al control de Elsa y lastima a Anna. A partir de ese momento, Elsa vive cada día de su vida con temor a volver a herir a su hermana y, en consecuencia, evita a la persona que más ama. “Anna, quien no recuerda el evento, crece intentando reunirse con Elsa”, señala Buck. “Pero se ve obligada a encontrar su propio camino durante la mayor parte de su vida”: “Representa a muchas de las niñas con las que me crié”, cuenta Lee de Anna. “Es una verdadera heroína de la actualidad con quien nos podemos identificar. Es fuerte e intrépida —a su manera—, pero también posee defectos. No es perfecta y adoro eso de ella. Realmente evolucionó en el camino, logrando convertirse en quien debía ser: resuelta, pero juguetona, con un sentido del humor propio y único”. Lee atribuye el crédito a Kristen Bell por dar vida al personaje de un modo tan orgánico. “Kristen posee tanta calidez y humor: es fácil identificarnos con ella, y tan Anna”. Asimismo, Idina Menzel infundió calidez y simpatía a un personaje que de lo contrario hubiera sido frío por definición. “Idina posee una vulnerabilidad en la voz”; señala Buck. “Interpreta a un personaje fuerte, pero que vive con temor: así que necesitábamos a alguien que pudiera interpretar ambas caras del personaje e Idina fue sencillamente increíble”. La historia de ruptura de los lazos familiares da un giro cuando la ahora adulta Anna enfrenta a Elsa, desatando sin querer las emociones reprimidas de su hermana y desencadena una tormenta de invierno que revela a todos el secreto largamente guardado por Elsa. Elsa huye de Arendelle, dejando un frío y gélido reino detrás y a una hermana que no desea sino enmendar las cosas. El viaje que emprende Anna para hallar a Elsa la lleva a buscar la ayuda de Kristoff, un robusto hombre de montaña que preferiría no sumarse a la aventura. Con la voz de Jonathan Groff, Kristoff promete asombrar a más de uno, en el buen sentido. “Nos gustaba la idea de contar con un héroe de Disney atípico”, cuenta Buck. “Es sencillamente un tipo común. Es desordenado, sucio e imprevisible. Vive en las montañas fuera de Arendelle y su mejor amigo es un reno llamado Sven”. “Kristoff es importante en la historia porque no tiene problema en desafiar el punto de vista de Anna”, declara Lee. “Sabíamos que necesitaríamos a alguien como Jonathan, a quien el público querría aún cuando discrepara con Anna. Y Jonathan… esa voz”. “Logró sencillamente cautivar a todos”, agrega Buck. “Dota al personaje de este atractivo encanto. Es cordial: un tipo común y corriente”. Kristoff y Anna enfrentan temperaturas extremas, lobos y un muñeco de nieve extrañamente familiar llamado Olaf, que los toma —a ellos y al público— por sorpresa. “Cuando Elsa escapa de Arendelle”, señala Lee, “comienza a jugar con la magia que ha reprimido durante tanto tiempo. El muñeco de nieve que crea, surge de los recuerdos felices de su infancia con Anna. Olaf representa esa inocencia y alegría de la niñez. En cuanto le infundimos esas características, sencillamente tomó vuelo. Es gracioso, como los niños. No está contaminado por el mundo. Es el único personaje que no debe debatirse entre el miedo y el amor. Él es amor”. “Para el equipo de animación, Olaf fue como una enorme caja de juguetes”, agrega Buck. “Está compuesto por tres bolas de nieve que se pueden separar y volver a unir en formas diferentes. Sus ojos se pueden mover de un lado a otro, la nariz se puede sacar, deslizar y volver a poner. Sus brazos de palitos se salen. Los animadores podían hacer lo que querían con él”. Olaf atravesó numerosas versiones durante el desarrollo”, señala Lee. “Tenía tanto potencial. En cuanto nos preguntamos: ‘¿Cómo piensa un muñeco de nieve?’, dimos con él. Yo comencé a pergeñar a Olaf como un niño preadolescente —quizás de 12 años— juguetón, franco, más sofisticado que un niño pequeño, pero todavía con esa inocencia. Luego Josh Gad se unió y decidimos jugar con el personaje en la escena en la que Anna y Kristoff se encuentran con él por primera vez. Lo pasamos genial improvisando y descubriendo exactamente quién es Olaf. Fue perfecto. Nunca debimos volver a grabar esa escena”. “Hay algo tan conmovedor y emotivo acerca de Olaf que lo hace sencillamente divertido”, continúa Lee. “Creo que sólo Josh puede lograr eso”. “Queremos fundar la comedia y el drama en los personajes y situaciones”, agrega el productor Peter Del Vecho. “Olaf es uno de los personajes más graciosos de la película pero también posee una mirada del mundo tan inocente, que le permite decir cosas que nos llegan directamente al corazón”. Según Del Vecho, Olaf es un ejemplo de la verdadera belleza de FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA. “Está colmada de giros inesperados. Si bien tiene todo lo que el público puede esperar de una película de Disney —es divertida y conmovedora— también te lleva en direcciones impensadas. Eso es lo que adoro de esta película”.

IMPONENTE ESCENARIO PREPARA EL CAMINO PARA UNA AVENTURA ÉPICA



 El imponente paisaje, la arquitectura y los trajes típicos de Noruega junto con el Ice Hotel de Quebec inspiran la dirección de arte El guión de FROZEN: UNA AVENTURA CONGELADA requería un escenario dramático, plagado de nieve, hielo, castillos y montañas. Los realizadores se sirvieron de la idea del cuento original de Hans Christian Andersen, que está ambientado en Escandinavia. El equipo de producción tomó numerosos detalles de Noruega para crear el reino de ficción de Arendelle, que se encuentra en un fiordo e incluye elementos de arquitectura clásica como su iglesia medieval de madera. El escarpado y majestuoso entorno sirvió de marco perfecto para el viaje de Anna y Kristoff. “Es una suerte de road movie, de manera que el paisaje es integral a la historia”, declara el director Chris Buck. “Uno de mis primeros mentores fue un hombre llamado Eric Larson, uno de los nueve ancianos de Walt Disney. Eric siempre decía: ‘No necesitamos crear un mundo real, necesitamos crear uno verosímil’. Así que si bien nuestro mundo no busca reproducir el paisaje de Noruega —queríamos caricaturizarlo y hacerlo propio— será familiar para el público y arraigará a nuestros personajes en un entorno que tiene sentido”. El director de arte Mike Giaimo añade: “Queríamos crear un mundo íntimo con un entorno cautivante y dinámico que fuera a ser inmediatamente reconocido por las generaciones venideras. Noruega nos ofrecía un contexto cultural que nunca habíamos explorado, así que nos preguntamos: ‘¿No sería genial combinar sus dramáticos paisajes, arquitectura y la estética de sus trajes típicos?’ Parece el mundo de algún clásico largometraje de Disney, pero es completamente nuevo”. Giaimo y su equipo se inspiraron en el bunad noruego: un traje típico que presenta diseños elaborados y coloridos. Rosemaling, un estilo de arte decorativo popular que atraviesa toda la historia de Noruega, aparece a lo largo de la película: en la vestimenta, la arquitectura e incluso es evocado en la magia de Elsa y sus creaciones de hielo. Desde un primer momento los realizadores sabían que una vez que se descubrieran los poderes secretos de Elsa, ella usaría su magia para construir un majestuoso palacio de hielo. “Enviamos a varios miembros del equipo de producción a la ciudad de Quebec a visitar el Ice Hotel para que observaran cómo se refleja y refracta la luz en el hielo y la nieve”, cuenta el productor Peter Del Vecho. El edificio, que se erige anualmente y sólo permanece en pie durante cuatro meses, está construido con 15.000 toneladas de nieve y 500.000 toneladas de hielo. Algunas paredes tienen hasta un metro de ancho. “Hace frío”, dice Buck, quien visitó el lugar durante el rodaje. “Era increíble ver cómo refractaban los rayos del sol a través del hielo. En ese momento supimos que el palacio de Elsa podría ser algo realmente espectacular”. Pero no fue fácil. “50 personas debieron trabajar en la tecnología necesaria para realizar una sola toma en la que Elsa construye su palacio”, cuenta Lee. “Y la toma es tan compleja que renderizar un solo cuadro toma cerca de 30 horas. Este es un buen ejemplo para mostrar la dedicación que este equipo volcó en la película. Y eso se nota. Es sencillamente hermosa”.

  GALERÍA Todas la imágenes AQUí   FROZEN ganó el Oscar a la mejor película animada y a la Mejor canción original por Let It Go.