martes, 7 de agosto de 2012

Los cómic de culto entran al Perú...

Bien por VUK, bien por Zlatko Pérez-Luna y familia. Y bien por los lectores que gracias a iniciativas como esta y la gente de Sketchboy permiten ampliar las opciones para los lectores con revistas bien presentadas,con historias probadamente interesantes a un precio justo y con regularidad van creando junto a Perú 21 un mercado bastante activo para el comic. la noticia siguiente ya viene de agencias y habla de un boom local, aunque seguro en lo personal me gustaría que el eco de esta explosión alcanzara par la historieta nacional. 
Vía El Comercio en línea.
Zlatko Pérez-Luna. (Foto: Miguel Bellido/ El Comercio)
 
(EFE). Un grupo de aficionados a las historietas gráficas publica en Perú los cómics estadounidenses de mayor éxito en la actualidad, después de que las grandes editoriales no se atrevieran a comercializarlos por temor a las bajas ventas. Desde que a principios de año la familia Rafajlovski decidiera crear el sello Editora Vuk para importar en Perú los cómics de la serie “The walking dead”, sus lectores siguen aumentando de forma progresiva, según afirmó su administrador, Zlatko Pérez-Luna. De momento, ya van por el noveno número de los “muertos andantes”, de la centena publicada en Estados Unidos, se han animado con “Hellboy”, del que ya han sacado los cuatro primeros números, y confían en anunciar en breve la salida en Perú de dos títulos más.

EL PROBLEMA DE LOS CÓMICS

Así, en cada quincena imprimen 15 mil ejemplares de las aventuras de Rick Grimes para sobrevivir entre zombies y 10 mil copias de las misiones del demonio justiciero dibujado por Mike Mignola, pero confiesan que estas cifras ya se quedan cortas y las aumentarán en próximos números. “Apostamos por historias con trasfondo positivo donde esforzarse merece la pena”, apuntó Zlatko, quien explicó que los 4 soles que cuesta el número (1,5 dólares), “sería menos si en Perú el cómic se considerara producto cultural, como el libro, y quedara libre del Impuesto General de las Ventas (IGV), del 18 % sobre el valor neto”. Aún así han conseguido en poco tiempo asentar en Perú el consumo de cómics por un público fiel y ávido de estas historias gráficas, prohibidas durante la dictadura militar de Juan Velasco (1968-1975) y hasta hace pocos años importadas con cuentagotas de Argentina o Chile, o directamente de Estados Unidos, pero en inglés.

EL BOOM DEL CÓMIC

“Solo hace tres años que la adquisición de cómics en Perú es más accesible ya que algunas librerías se han interesado más por ellos, pero nos dimos cuenta que había mucha gente interesada en series como “The walking dead” cuyos cómics eran imposibles de conseguir en Lima porque nadie había apostado por ellos”, señaló. Ese momento fue el pasado año cuando observaron el éxito que tuvo en Lima el “Zombie Walk”, un desfile de personas ataviadas con el aspecto de muertos vivientes, donde constataron que había “una demanda insatisfecha” en fanáticos de esta temática. “Entonces contactamos con los propietarios de los derechos del cómic y lo único que exigieron fue que la calidad de la publicación fuera igual o mejor a la edición estadounidense, algo que ya dábamos por supuesto, pero la editorial a la que se lo ofrecimos no estaba interesada y decidimos publicarlo nosotros”, comentó. Desde ese momento reciben las historias en formato electrónico y las traducen al español de Perú con la mayor fidelidad posible, lo que les toma entre dos y tres días en las historias de los “zombies”, pero de cuatro a cinco con “Hellboy”.

Debes leerla

Foto de Walt Disney en Perú