martes, 20 de septiembre de 2005

Tintín de "Hergué" tomaba pisco peruano.


Tin Tin de Hergué (George Remi, Bélgica)
A diferencia de otros héroes del Comic, Tintín (Kuifje en holandés, Tainetaine en iraní y Tan Tan en japonés) no tiene ninguna característica física que resalte. Su rostro es más bien redondo y sus ojos, nariz y boca son bastante pequeños. Sin embargo, nadie duda de su inteligencia y su astucia.
Tintín debutó junto a can Milú en La tierra de los soviéticos, que apareció en 1929 en el suplemento infantil de un diario belga, Le Petit Vingtieme, en el que también se publicaron las aventuras de Tintín en el Congo, libro que salió a la venta en Holanda en 1946 y que cambió su nombre en 1954, cuando comenzó a titularse Tintín en Africa. Después le tocó el turno a Tintín en América, también como entrega periódica. En 1946 se imprimió la primera edición holandesa, que en 1981 sufrió una variante en los dibujos.
Después se publicaron Los cigarros del faraón, El loto azul, La oreja rota, La isla negra, El cetro de Ottokar, El cangrejo de las pinzas de oro _cuyos dibujos fueron modificados en 1963_, La estrella misteriosa, El secreto del Unicornio, El tesoro de Rackham el Rojo, Las siete bolas de cristal, El templo del Sol (1949), Tintín en el país del oro negro _que sufrió cambios en 1948_. Objetivo: la luna, El asunto Tornasol, Stock de coque, Tintín en el Tíbet _donde aparece en algunas ediciones 'Indian airways' y en otras 'Sari airways_, Las joyas de la Castafiore, Vuelo 714 para Sidney y Tintín y los pícaros. La última aventura, Tintín y la Alfa-Art, no llegó a ser concluida por el autor, quien falleció en 1983, a los 76 años.
La portada de arriba es precisamente "El templo del Sol" que quizá mas cercano sea traducir como "Prisioneros del Sol", hace un tiempo estaba buscando la oportunidad de hacer un post relativo a la visión que tenían los historietistas de fuera de estas tierras sobre el Perú, además de recordar algún número de Green Arrow combatiendo cerca de Macchu Pichu, y de Superman luchando contra una momia en Nazca, recordaba este historieta por algo que Mario Luccioni y el Dr. Humberto Costa me hicieron notar, que eran las imprecisiones anecdóticas de la distancia que el autor creía que había entre Cuzco y Lima, o el de poner llamas en la capital peruana, junto a fondos con lo que pareciera ser la selva amazónica.
Pero al revisar la revista encontré en la página 1 y 2, estas viñetas que seguro también le interesaran pues a pesar de haber sido realizadas en 1948 y publicadas al año siguiente tocan sin querer la autenticidad del origen del Pisco, que en ese entonces nadie ponía en duda, veamos



En la segunda viñeta el personaje con el puro en la boca llamado Cuthbert dice:
"¿Por qué no olvidarse del incidente entero... y me permiten que les ofrezca un vaso de pisco? Es nuestra bebida nacional..."
Luego el Capitán en la cuarta viñeta comenta muy alegre a Tin Tín: "¡Nuestro día afortunado! ¡Casi no pense, que veriamos al viejo Cuthbert!... es ademas el día más feliz de mi vida!... hurra para el pisco! ¡Eta todo bien!... todo va salir correcto!"

Y a tu salud Tin Tín...
PD:
ACTUALIZACION - Este post es mi contribución al Festival de blogs de BlogsPerú.

Las aventuras del camélido más audaz del orbe.

Robo en Limamanta City