martes, 29 de septiembre de 2020

The Spirit


 

(*)Esta nota fue hecha a partir de las preguntas de Enrique Planas (El Comercio) para un artículo sobre el personaje, genial creación de Will Eisner.

The Spirit” llegó con la primera hornada de superhéroes clásicos. Superman nació en 1938, Batman un año más tarde y en 1940 nacieron Flash y “The Spirit”. ¿Pero más allá del antifaz, estamos hablando de un superhéroe?




The Spirit fue un amplio territorio de experimentación. Eisner estaba absolutamente consiente que a pesar de que su editor lo contrataba para realizar un personaje super heroico para no perder ventas ante el auge del Comicbook de superhéroes, él tendría un público más sofisticado que el que compraba historietas. Denny Colt su protagonista “muere” y retorna a su carrear justiciera, la máscara no le otorga poderes y no tiene una identidad que ocultar pues él está “oficialmente” fallecido, en Colt la máscara más que hacerlo destacar hace que se pierda en el anonimato del ciudadano común, que es la antípoda de los trajes de colores brillantes. Cada semana Eisner y su equipo entregaba 7 páginas dominicales de The Spirit (En verdad 16 tenía el Sunday) donde exploraban lo alcances de la narrativa gráfica, muchas de las viñetas que mezclaban por ejemplo Splash páginas en forma de casas donde cada habitación era una viñeta que por el orden de lectura te hacía ir de un piso a otro eran cosas que se veían por vez primera en los comics.


En el prólogo de “Contrato con Dios” Eisner definiría lo que era el cómic para él:
“En retrospectiva, me doy cuenta de que estuve trabajando tan sólo una idea central: que el medio, la disposición de palabras e imágenes en el arte secuencial, era una forma artística en sí”
Will Eisner, junio 1985, “Contrato con Dios”/ Norma Editorial 2006
Teniendo conciencia de que lo que a era Arte Secuencial y no un sub género narrativo, contó temáticas cómicas, dramáticas, thrillers y ciencia ficción como lo hace cualquier arte consolidado. Eisner quería hacer historias cortas y auto conclusivas al estilo de Ring Lardner un periodista deportivo que escribió historias cortas satíricas sobre el deporte, el matrimonio y el teatro. Pero Busy Arnold le recordó que ellos querían a un tipo con disfraz. Así Eisner toma al detective Denny Colt, le dibuja un antifaz y guantes mientras sigue tratando de calmar la inquietud a su editor por teléfono y crea a The Spirit. Un detalle adicional el clásico sombrero Fedora era igual al que siempre usaba su Arnold, una broma interna, que al parecer su editor nunca noto.
La aparición de personajes como Superman, Batman u otros superhéroes explican el interés de QualityComics en participar en el auge del Comicbook, pero el interés de la gente por los comics radicaba en su bajo costo, fácil lectura pero también porque representaban de manera diferente el espíritu y la ideología de la época de un país que salía de una gran depresión económica y que carecía de iconos propios así los superhéroes toman prestado de los héroes míticos su poder, así Superman encarnaba tanto a Sansón por su fuerza como a un Moisés rescatado de las aguas, Batman como Hades, Flash es sin dudas una encarnación de Mercurio y The Spirit tenía una “resurrección” , pero la gran diferencia es que The Spirit no es tan infalible como sus coetáneos, puede perder no solo una pelea, sino también en un trance amoroso y el final de sus historias el héroe no salva ni a la chica ni al desvalido.


“No hay otro como Will Eisner. No lo hubo antes, y en mis momentos más pesimistas dudo que vuelva a haberlo jamás”, dijo Alan Moore. ¿Cuál crees que fue la clave de su genio?
Eisner era un narrador maravilloso que ejecutaba con gran maestría relatos de distinta índole, historias con finales redondos, inesperados, personajes que trasuntaban humor, credibilidad a pesar de situaciones insólitas, había un realismo que podía tocar con naturalidad lo fantástico, el horror y la novela negra sin perder la identidad.
Pero si me preguntas la clave, exactamente la clave tengo una respuesta a ello, Eisner era alevoso y premeditado se dio cuenta muy temprano que tenía entre sus manos algo totalmente diferente y que aún no había sido explorado en toda su magnitud, lo estudió tanto en su forma como su contenido y lo uso en beneficio de su narración no ponía una postura en el dibujo, una línea, un encuadre, composición y frase en bocadillo o fuera de él sin que el previamente no supiera como iba a funcionar para el lector.
Al final si uno lee una compilación de los 12 años del personaje se dará cuenta que Will Eisner al final de cuentas se salió con la suya porque The Spirit es más el relato de la ciudad, de sus edificios desde los barrios más pobres, a los acaudalados, de sus habitantes, de los delincuentes, los marginales como de la gente honrada y los servidores de la ley, que habla en coro y aun así Denny Colt no aparezca en sus páginas en alguna de estas historias sabes que su Spirit está ahí como todos.


¿Qué podríamos decir del típico humor de “The Spirit”, algo que los superhéroes de su época tardarían tanto tiempo en asimilar?
El relato a pesar de hacer muchas veces novela negra detectivesca o thrillers, con crímenes de por medio no olvida que el humor sirve para mantener la pausa adecuada después o antes de las tramas truculentas, además su humor tenía la virtud de desmitificar al personaje y hacerlo más natural y cercano. Eisner tenía claro que estaba haciendo relatos en pocas páginas y tener remates humorísticos permitía conseguir elipsis temporales para saltar de una secuencia a otra donde se podía retomar la trama.
Tampoco hay que olvidar que tenía a Jack Cole (Plastic Man) Bob Powell, Alex Kotzky y Lou Fine que antes de ser leyenda en el Noveno Arte eran un grupo de muchachos divertidos que junto con Will Eisner hacían Funnies , esto cambió finalizada la II Guerra donde hay mayor sofisticación en el humor como en la experimentación narrativa, que se acentuó con la llegada de Jules Feiffer.


Otra característica de “Spirit” era la presencia de las “mujeres fatales” que se cruzaban en su camino, en historias que siempre terminaban mal. ¿Crees que estamos frente a un personaje esencialmente romántico?
The Spirit era un detective entregado a la causa de combatir a los criminales a cualquier riesgo o costo, pero donde realmente se notaba su vulnerabilidad era frente a las mujeres, no podía con ellas era su talón de Aquiles, no importaba si eran peligrosas o letales siempre termina enredado en sus encantos y en plan perdedor.
Apuesto que muchos se sentirían muy identificados con el personaje y su relación con las mujeres en general.

Miller y Eisner.

Frank Miller es católico, solemne, misógino y miembro del ala dura del Partido Republicano. Will Eisner era un judío bromista, mujeriego y demócrata furibundo. No puedo imaginar dos personajes más antagónicos. ¿Tienes alguna respuesta para explicar la cercana amistad que compartieron y la obsesión de Miller que le llevó a dirigir su primera película, basada en el personaje de Spirit?
Si fuera Miller, All Capp, Disney e incluso Trump y conociera a Will Eisner no habría forma de no buscar ser amigo de su humor, bonhomía, genio y tampoco de dejar de admirar su obra.
Ahora, después de ver la versión de Miller de The Spirit, ya no estaría tan seguro de la sinceridad de la amistad de Miller.

Javier Prado

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenidos los comentarios. Si criticas sólo no uses insultos, y si deseas que algún autor te conteste, escribe tu nombre o un e-mail donde responderte.Cómo comprenderás nos reservamos el derecho a no colocar comentarios infamantes, o que traigan denuncias anónimas.

Las aventuras del camélido más audaz del orbe.

Robo en Limamanta City