jueves, 5 de septiembre de 2019

El 5to Encuentro de Narradores Gráficos rendirá homenaje al artista Luis Baldoceda, autor de Teodosio, Arriba Siempre Arriba, Pichanguita y otras historias.




El historietista Luis Baldoceda Egoavil nació en Lima en 1941. Su vocación por el dibujo afloró desde muy niño. “Apenas tuve un lápiz al alcance de la mano me dediqué a garabatear”, cuenta en una entrevista para la revista Perú cómic, en febrero de 1993. Su temprano acercamiento a la narración gráfica dio origen a Rayo (1956), una historieta creada en su etapa escolar, de la que conserva un original.

“Cuando tenía 15 años empecé a dibujar a mis amigos del colegio. Un día hice una pequeña historieta con lapiceros y la pinté con lápices de colores. La alquilé porque los había retratado a todos (mis amigos del colegio). Ellos estaban ahí y los hacía vivir aventuras”, le contó a Juan Acevedo en una entrevista en 2012 para CuyTV.

Tras culminar su etapa escolar e inquietado por las historietas, Baldoceda Egoavil fue alumno libre en la Escuela de Nacional de Bellas Artes y perfeccionó su técnica con estudios en academias y escuelas técnicas de dibujo.

Comenzó su carrera a mediados de la década de 1960 como colaborador de la revista Postelec del Correo Central. Es ahí donde creó a su primer personaje: “El carterito”, que aparecía en una tira. En 1973 pasó a la Unidad de Artes Gráficas del Sinamos, donde trabajó como artista de carteles y carpetas.

“Yo nació para eso (crear historietas), porque entré a estudiar Derecho en San Marcos, pero me aburrí de los códigos y las leyes. No era lo mío. Ahí fue cuando me retiré y empecé a hacer Teodosio“, le dijo a Juan Acevedo.

El artista inició su trayectoria en los diarios de circulación nacional en el suplemento Fin de Semana del desaparecido diario La Tercera. Allí creó la historia de Teodosio, un héroe de los Andes con una fuerza descomunal que ayuda a la gente de su comunidad. La historieta apareció entre 1974 y 1980, y destacó por dejar de lado los clichés para representar a los personajes del ande peruano.

“He tenido la influencia de mis padres (en la creación del mundo andino). Mi padre era de Tarma y mi madre de Oxapampa. Escuchaba sus historias, cuentos y relatos. […] Recién viajé a la sierra a los 30 años, cuando empecé a hacer a Teodosio. Para empaparme de las vivencias”, recordó Luis Baldoceda en El Cuy TV.

En Teodosio encontramos personajes del ande peruano más auténticos, que en historietas anteriores. En ella se presenta una propuesta de realismo mágico basado en los mitos y costumbres de la sierra central,donde el protagonista se ve envuelto en una serie de aventuras y peligros. Baldoceda nos presenta una red de personajes secundarios trabajados con el mismo rigor que los principales. En suma, un maestro de la creación y composición.

En las páginas del suplemento Fin de Semana también creó la historieta de ciencia ficción Arriba Siempre Arriba (1974-1975), una muestra de la versatilidad e inventiva de Baldoceda, donde el astronauta peruano Mario Cosmo enfrenta aventuras en el espacio en el año 3000. Es también autor de Pichanguita, un joven futbolista que llega a vestir la camiseta de la selección peruana. Esta obra se publicó entre 1977 y 1980 en el diario Ojo. Y, además, creó Chunjo, obra ambientada en la Amazonía peruana, donde el protagonista enfrenta a sus antagonistas y a los peligros de la naturaleza.

En los años ochenta trabajó con el Centro Naval del Perú, donde publicó obras como Miguel Grau, historieta de 80 páginas en homenaje al centenario del combate de Angamos; y Confidencias de un Senderista, la cual recoge el testimonio de un campesino que fue obligado a militar en dicho grupo subversivo. Entre sus últimos trabajos independientes están la historieta biográfica de Antonio Raimondi (1990) y La Procesión de la Bandera (2008), la cual se puede leer online. Anteriormente, también con La Marina, había realizado una historieta llamada Bita, sobre un hombre de mar.

Baldoceda ha sido homenajeado por el suplemento “El Otorongo” del diario Perú 21 (2010) y por el Gremio de Historietistas del Perú (2015). Además, ha recibido el Premio “Serrucho y Volatín” 2010, entregado por el Club Nazca de la Historieta.

La Casa de la Literatura Peruana, a través del 5° Encuentro de Narradores Gráficos, le rendirá un homenaje el sábado 14 de setiembre, a las 6:00 p.m.

CASLIT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenidos los comentarios. Si criticas sólo no uses insultos, y si deseas que algún autor te conteste, escribe tu nombre o un e-mail donde responderte.Cómo comprenderás nos reservamos el derecho a no colocar comentarios infamantes, o que traigan denuncias anónimas.

Las aventuras del camélido más audaz del orbe.

Robo en Limamanta City