lunes, 15 de septiembre de 2008

Osvaldo Laino, maestro de tinta y recuerdos.


Una de las ventajas mas grandes que pueda tener este su amigo LaNuez es tener las posibilidades de entrevistar a artistas de la calidad de Osvaldo Laino un testigo en primera persona de una época brillante dentro del Humor Grafico argentino, un maestro, que no dudo en tomarse un tiempo para contestar a este impertinente admirador. Con ustedes Osvaldo Laino.

Osvaldo Laino en Primera Persona
E
s antiguo el hecho que, por naturaleza, todos los padres desean lo mejor para sus hijos; y para muchos es el reflejo de una actitud que inconcientemente quieren verse reflejados en lo que ellos mismos hubieran querido ser. En otras palabras, la frustración de lo que no pudo ser.

También hay progenitores que sueñan con tener un doctor en la familia, o tal vez un abogado, (muy pocos piensan en tener un politíco ... pero los hay), o un deportista exitoso, etc., pero ¿¿un dibujante, un artista??... No! Eso no sirve ... se mueren de hambre, se decía: es preferible aprender un oficio donde se gane el sustento. Esta es una situación bastante común cuando se trata de visualizar o determinar un futuro para los descendientes, pero lo que los padres no cuentan, es que el talento es un don natural; por lo tanto, la elección es determinada individualmente porque está arraigada dentro del propio ser ... así nace el deseo de ser dibujante, doctor o político. Como toda ley natural, comenzamos con nuestra educación básica y ya en los cursos secundarios es determinante la definición.

Nací en la ciudad de Rosario, Argentina,y desde muy pequeño comencé a dibujar influyendo el apoyo de mi hermana mayor quien también tenía el talento para dibujar. Recuerdo que cuando lo hacía, yo me sentaba junto a ella para observarla y lo que me ponía nervioso era cuando para corregir algunos trazos, utilizaba la goma de borrar. Como entonces no tenía mucha paciencia y deseaba ver el trabajo terminado, pensaba que no era necesario cambiar lo que ya estaba hecho; pero, poquito a poco con el tiempo comprendí lo que significaba corregir o cambiar lo que era necesario.

Mis estudios secundarios en la Escuela Técnica Industrial de la Nación forjaron mi ca-rrera de dibujante técnico y de arquitectura. Mi primer trabajo oficial (en estos años aprendí también dibujo comercial) fue en el departamento técnico y diseño del Instituto Aerotécnico (en la Base Aérea de la ciudad de Córdoba) donde se fabricaron los primeros aviones argentinos para la Fuerza Aérea. Pero aún así, nunca me desprendí de mi primer amor … seguir con mis muñequitos.

Colaboré en un periódico local para la sección deportiva y me fui afianzando en el dibujo humorístico. Devoraba toda publicación de comics y fui un curioso investigador de historietas y de sus creadores (especialmente extranjeros) lo cual me ayudó enormemente cuando dirigí la revista DIBUJANTES años más tarde. Por entonces, mis dibujos abandonaron la influencia de los clásicos personajes de Disney para saltar a una línea más moderna al estilo de Steinberg.

Con un par de amigos comenzé un pequeño estudio de arte y publicidad y después de un par de años me radiqué en Buenos Aires donde me dediqué de lleno al humor gráfico sin abandonar la publicidad; es decir, que uno de mis primeros trabajos en la capital fue precisamente en una agencia de publicidad como bocetista de campañas, al mismo tiempo que publicaba mis “cartoons” en diversas revistas de humor.

Por invitación de mi viejo amigo Jorge “Faruk” Palacio, me sumé al elenco de la revista AVIVATO, conocido personaje creado por su padre, Lino Palacio. Esos fueron años felices para los historietistas y dibujantes en Argentina, al punto que se le conoce como “La Epoca de Oro” del humorismo.

Se han escrito muchas historias sobre este tema desde que llegaron a nuestro país los pioneros venidos de otros paises (especialmente de España por la ventaja del idioma) trayendo consigo sus talentos y experiencias, ayudando al aprendizaje de los primeros dibujantes criollos a principio del siglo XX hasta nuestros días. El humorismo también nos une a otros países sin hablar sus lenguas y nos entendemos perfectamente. Simplemente con los chistes sin palabras, porque una cosa es innegablemente verdadera: el humor no tiene ni idioma ni fronteras ... es universal.

Entrevista a Osvaldo Laino.

LA NUEZ: Algunos piensan que el Humor es la sublimacion de un mecanismo de defensa social, que permite ser aceptado en algún grupo, que piensa de ello, qué es el humor para usted, cual es el rol del humorista gráfico, y si creeque hemos perdido influencia, estamos retrocediendo ante la intolerancia, nos hemos desfazado del devenir histórico.


LAINO: Ningún concepto cubre de manera total la respuesta. Es un estilo u opinión que representa la interpretación de algo con un propósito, donde se hermana la gracia con la ironía, la tristeza con la alegría; por tal razón, las opiniones varían de acuerdo a los mensajes o a quienes están dirigidos. Pueden contener un tema genérico o pueden tener una actitud donde la aceptación puede ser totalmente dividida, tales como las caricaturas o humor político. También depende de los autores y los medios donde se expresan ... “mezcla de amor y agudeza”, según Thackeray, y que tiene por base la incongruencia aparente o real de las cosas y el efecto divertido que por ello a veces se produce.

Reside, sin duda, en una especial facultad para captar lo que es grotesco, para expresarlo en forma literaria adecuada. En el humorismo hay siempre un elemento profundamente humano agudo e ingenioso; cualidades meramente intelectuales, por supuesto, que se oponen a lo satírico, siempre cruel que con frecuencia raya en lo patético. Podríamos aceptar que el humor es “un modo de enjuiciar y comentar las situaciones, que se caracteriza por el enfoque burlón, cómico, mordaz, e irónico” tal como lo definió Martínez de Sousa.

Pienso que no hemos retrocedido ... caminamos hacia un mundo diferente. Aquello de que “todo tiempo pasado fue mejor” es una falacia. No se puede pretender que el futuro sea un calco del pasado. Si fuera así, entonces podríamos afirmar que estamos retrocediendo.

LA NUEZ: ¿Cómo plantea su humor, es decir su proceso creativo y su proceso tecnico?

LAINO: Si se trata de un tema definido, comienzo por analizarlo. Existen diferentes tipos de humor que deben ser adaptados a diferentes grupos humanos y sensibilidades. Es también importante analizar las variaciones culturales; es decir, lo que es gracioso para unos, no necesariamente es divertido para otros y para cerrar, debo considerar los medios de comunicación, aparte de reunir toda la información necesaria para no errar en los conceptos. Una vez definida la idea, comienzo con los bocetos. Terminados éstos, hago el dibujo final para pasarlos a tinta, si es blanco y negro, y darles color si es necesario.

Hace muchos años que trabajo con las computadoras; pero siempre prefiero hacerlos a mano. Pienso que al adaptarse a dibujar en las computadoras se elimina el proceso manual, fresco y no endurecido por las maquinitas. Para color utilizo diferentes medios, puede ser anilinas, témperas, acuarelas, lápices de color. Y si tengo ganas de trabajar un poco más (por lo general mis ilustraciones están llenas de detalles y eso hace que requiera bastante tiempo terminar mis trabajos), uso la computadora. Como siempre he usado las Macs, me siento muy cómodo con Adobe Photoshop o Adobe Illustrator (ver ejemplo del proceso utilizado).

LA NUEZ: "¿Encuentra diferencias entre el humor que se practicaba antes y el actual, que piensa de la creciente intolerancia en contra del humor en los medios de prensa?"

LAINO: Considero que el humor no ha cambiado, lo que ha cambiado son las situaciones y circunstancias. Como mencioné anteriormente, vivimos en un mundo diferente, especialmente en mi caso que he visto pasar un poquito más que otras generaciones más jóvenes. Lo que sí he notado es que el proceso del humor varía en dos puntos. Hoy, como se hacía muchos años ha, se utiliza el diálogo, y son más las situaciones que el humor en sí, exceptuando los chistes mudos que no cambian de épocas. Y la otra observación es que los dibujantes de hoy, especialmente los más jóvenes, trabajan con cierta libertad, sin rigidez y además utilizan elementos más apropiados a las circunstancias. No existe para ellos ninguna clase de complejos o limitaciones; eso sí, un gran porcentaje los hacen a través de las computadoras. Hoy se ha perdido mucho la frescura de un dibujo y el proceso de pasar por los “clichés” y la separación de colores ... en fin, el mundo continúa avanzando.

Respecto al concepto de la intolerancia, puedo decir que la censura corre paralelamente con el concepto de los pueblos y de su gente. Si el mundo no acepta el humor, desgraciadamente existe una falta de felicidad, y eso es muy triste. ¿Recuerdan la famosa frase del Reader’s Digest: “La risa, remedio infalible”? ... Lo decía todo.

LA NUEZ: "No puedo dejar de preguntar por la revista Dibujantes, que a pesar del tiempo transcurrido marco una época y que contó con colaboradores de lujo, podría contarnos de ella"

LAINO: Mi opinión sobre la revista DIBUJANTES la puedo definir en 4 palabras: FUE PRIMERA Y UNICA. Pionera en el concepto y única en abrir las puertas a cientos de principiantes soñadores en el mundo de la Historieta.

La idea conceptual fue de Angel Sagrera, sobre quien estoy preparando un artículo para Historias del Pasado. Humorista natural y excelente cartoonista casi olvidado en el presente. Fui su amigo, colega y coterráneo. En mis manos dejó la dirección de la revista. Con su aporte preparábamos y armábamos los temas y personajes a desarrollar. La otra parte importante de la revista estaba a cargo de dos fenómenos de nuestro ambiente: Enrique Breccia y Roberto Battaglia, encargados de seleccionar y aconsejar a los futuros talentos … más el aporte de cientos de colaboradores

Las proyecciones de DIBUJANTES no tenían límites porque apareció en la mejor época del humorismo argentino; pero, como todas las cosas, a pesar de que esta publicación desaparecía en cuanto llegaba a los puestos de venta, era costosa y un tremendo trabajo. Además, la remuneración material venía de nuestro trabajo cotidiano de otras publicaciones,. Era, como se dice vulgarmente, “mucho trabajo por el arte”.

Pero tampoco nunca bajé los brazos, tal es así que cuando inicié el primer programa de televisión en los principios de este medio en Argentina, lo hice con la colaboración de los dibujantes de nuestro país para abrir, con este medio, una manera de difundir nuestra profesión y entretener a los amantes televidentes. Lo malo era que este nuevo medio recién empezaba a gatear y su difusión era limitada. Hoy en día, miles de dibujantes en todos los rincones son apreciados por la visibilidad que les aporta y el apoyo de las nuevas técnicas.

Entonces vino mi alejamiento, ya que tuve un contrato para viajar a Caracas, Venezuela, con la promesa de seguir aportando con mi granito de arena, y volver con más experiencia. Pero eso no ocurrió ... mi camino fue alejarme cada vez más, hasta anclar en la Gran Manzana ... New York City. El futuro de DIBUJANTES se disipó en unos breves años. Yo ya estaba muy alejado.

DIBUJANTES fue una experiencia extraordinaria. Todavía se añoran esos años compartidos con colegas y amigos y un público maravilloso. Aún, hoy en día, sigo recibiendo mensajes y pedidos de aquellos que todavía siguen añorando; más los que no la conocieron y están curiosos de hacerlo con una frase constantemente repetida: “¿Y cuando vuelve a salir DIBUJANTES? "

LA NUEZ: "¿Cómo era interactuar entre tanto artista reconocido como Divito, Breccia, Pratt, Oski, Lino Palacios, Osval, Quinterno, Mazzone, ¿Conocio al cholo Valencia? (el peruano), en fin tanta gente que es ahora parte del orgullo artístico no solo de Argentina sino de la Latinoamerica toda.?"

LAINO: Fueron años felices, formábamos una gran familia. Cada vez que teníamos una oportunidad era la excusa de reunirnos para compartir la amistad. Las revistas en esos años tenían gran popularidad y los personajes que nacían de sus páginas pronto se convertirían en reconocidos y exitosos actores en la pantalla grande de los cines o teatros (ya mencioné que la TV estaba en pañales). El humor y sus personajes se identificaban con el público en la vida cotidiana.

Compartí la amistad de todos ellos y muchos más. Al mencionar a unos pocos dejaría de reconocer a tantos otros, ya que cada uno de ellos merece un espacio de igualdad. Por eso decidí escribir mis Historias para que no queden olvidados esos talentosos que han hecho, y hacen, historia en un mundo especial ... el de entretener y robar una sonrisa a los amantes del humor. Con respecto al Cholo Valencia, no tuve la posibilidad de conocerle personalmente, aunque sí estoy familiarizado con sus magníficos dibujos.

LA NUEZ: " Maestro Laino usted retorna sin haberse ido de Argentina , pero retorna después de un periplo que lo lleva por bastante tiempo en EEUU luego Venezuela, República Dominicana y Puerto Rico como encontró la casa, artisticamente hablando. "

LAINO: Creo haberlo mencionado anteriormente. Es una inquietud constante. Admiro el talento de nuestros jóvenes artistas que ponen espíritu y mucho corazón en lo que hacen. Lamentablemente no existen espacios para tantos; pero la lucha es constante y de alguna manera se las ingenian para crear limitadas publicaciones subvencionadas por sus propios medios.

Crean talleres de dibujo y pintura, se acercan a las escuelas, quieren estar cerca del mundo, aunque sea un mundo pequeño. Respecto a individualidades cabe destacar que muchos de los presentes y exitosos cartoonistas, eran desconocidos por mí, ya que por muchos años no tuve la comunicación e información de lo que ocurría en mi país. Estaba totalmente aislado. Raramente recibía alguna que otra revista o periódico, ... hasta que el mundo se abrió con el advenimiento de la comunicación digital.

LA NUEZ: "Tampoco podemos dejar de hacer un aparte con la figura de Roberto Fontanarrosa..."

LAINO: Cuando dejé el país para radicarme en Venezuela, Fontanarrosa era un jovencito que posiblemente comenzaba a experimentar sus primeros garabatos. De manera que el Negro Fontanarrosa fue un desconocido de mi parte hasta mi regreso a Argentina; y como mencioné anteriormente, la falta de comunicación hizo que ignorara los acontecimientos que ocurrían en el país hasta estos últimos 10 años que se abrieron las puertas de la comunicación y me facilitaron el acercamiento a mi desconocido país. Pero lo desconocido duró poco debido al feliz recibimiento que tuve cuando, por primera vez después de más de 35 años desde mi última visita, me encontré con viejos y nuevos colegas en el Museo de la Caricatura Severo Vaccaro de Buenos Aires (segunda versión).

Pronto me radicaría en Funes (ciudad situada a 14 km de Rosario) y pronto también me encontré personalmente con el Negro Fontanarrosa con quien comparto la bandera auriazul de los “canayas” de Rosario Central, equipo al que nunca olvidé aunque el tiempo y la distancia nos habían separado. En el poco tiempo que el destino nos deparó pude disfrutar de una breve amistad, compartír su mesa de amigos en unas pocas oportunidades y el destino haría que pudiera hacerle una de las últimas entrevistas poco antes de su partida. Inteligente, con una chispa espontánea, el Negro siempre fue hombre del pueblo. Disfrutaba de sus amigos a plenitud, el fútbol (un experto en la materia), su trabajo que lo honró con su talento, su ciudad, Rosario, que nunca abandonó, y un pueblo agradecido que lo honró merecidamente con el afecto y el cariño hasta el último día de su vida.

LA NUEZ: Ahora está escribiendo Historias del Pasado,¿ cual es la proyección del blog?"

LAINO: Efectivamente. Es mi intención recopilar y finalmente editar un libro agregando otras tantas anécdotas de mis colegas que fueron paladines de esta profesión y dignos merecedores de reconocimientos … en especial muchos de los que ya están olvidados.
LANUEZ: Muchas gracias maestro Laino, ha sido un verdadero honor.


Así trabaja Osvaldo Laino


"Bailando el Gato", version original que data del 1953.


Step 1, concepto a lapiz planteando la ilustracion ( en este caso
renove el original de 1953, no hubo mucho que hacer, ya que se trata de
un version actual del viejo original).


Step 2, definiendo la ilustracion para despues pasar a tinta.


Trabajo final en B&W.


Tratamiento a color a traves de la computadora ( Adobe Photoshop).

LAINO: Para finalizar, quiero agregar un saludo muy especial a LA NUEZ por su aporte a engrandecer y dignificar la labor de los miles de artesanos que con un lápiz o un pincel y tinta china hacen sonreir al mundo.



Las aventuras del camélido más audaz del orbe.

Robo en Limamanta City