jueves, 4 de octubre de 2007

Sentencian a caricaturista Carlín por supuesta difamación.


La libertad de expresión es uno de los elementos mas característicos dentro de una sociedad democrática pero también es uno de los mas frágiles y proclives a ser pisoteados, incluso dentro de regímenes democráticos. Y la única manera de conservarlos es defendiéndolos a rajatabla cuando alguien los intenta recortar o prohibir.
Eso es lo que esta pasando con el mejor caricaturista nacional Carlos Tovar "Carlín" quien ha recibido una sentencia junto a otros periodistas por ejercer su libertad de expresión frente a un caso donde estaba involucrada una alta funcionaria de DIGEMIN.
En el caso de la caricatura que es un género basado en la ficción y recreación de la noticia dudo que juez alguno pueda encontrar fundamentos de hecho y de derecho para que una obra artística que basa su contenido en el humor y la deformación de personajes pueda atribuírsele elementos difamatorios.
Desde aquí protestamos por lo que consideramos un legicidio y un atentado contra la libre expresión artística que esta perjudicando al maestro Carlín.

La noticia desde la web de la Republica
El Blog de Carlín

Empieza las reacciones:
Universia Perú también con Carlín
Neorama dos Quadrinhos (Brasil)
Postpot informa

Las aventuras del camélido más audaz del orbe.

Robo en Limamanta City