miércoles, 19 de septiembre de 2018

¡Qué tal ostra señora K!


Cuesta quedarse callado, pues el silencio solo permite que se avasalle al país.

Francamente el nivel de cinismo, que ejerce esta señora es enorme, habla como si la gente olvidará la historia de la gavilla que ella ahora encabeza. Golpes señora, el de su padre, amenazas ("No saben con quien se ha metido") siempre de parte del mototaxi y trabajo...ah, de qué trabajo puede usted presumir que pueda colocarse en un CV sencillo de media página, salvo por supuesto que vivir del diezmo y bloquear al país a alguien se le ocurra llamar "trabajo" y no lo que es, una actitud delincuencial.
#Keikonchuda

Las aventuras del camélido más audaz del orbe.

Robo en Limamanta City