viernes, 11 de marzo de 2016

Mega Plaza Cono Norte ya cuenta con un Cinemark


Exhibidores, cineastas, empresarios, artistas en general se dieron cita a la inauguración oficial del gigantesco y moderno nuevo complejo Cinemark Megaplaza. En un tour para los invitados, los ejecutivos de la cadena mostraron un innovador sistema de sonido, las salas XD, quioscos de ventas online y las alucinantes butacas Dbox.

Según precisó Alfredo Tirado Hart, gerente general de Cinemark, la implementación de equipos de calidad en la proyección de producciones del séptimo arte se debe a la fuerte demanda del exigente público, además de colocar al complejo a la altura de los que encuentras en otras importantes ciudades latinoameriacanas.

“El nuevo complejo tiene más de seis mil metros cuadrados, 3452 butacas. Las salas XD cuentan con sistema de sonido Auro, las pantallas 3D son silver screen, una sala XD de 4 pisos de altura y más de 30 parlantes para darle una experiencia extrema. Los asientos Dbox representan lo último de la tecnología en cuanto a equipos en las instalaciones de un cine. ”, acotó Diana López Chiu, gerente de marketing de Cinemark.



Butacas Dbox, la sensación del cine



El sistema Dbox es un formato creado por tecnología canadiense que Cinemark trajo al Perú. Consiste en unos asientos que a través de una conexión directa con la película hacen que el expectador sienta cada uno de los movimientos, logrando una experiencia más real.

Estas butacas pueden lanzar, girar y vibrar, se mueven sólo 1.5 pulgadas pero puede generar hasta 2Gs de fuerza (fuerza que se mide en comparación con la gravedad). El panel de control está localizado en el brazo derecho de los asientos y permite a los usuarios modificar el movimiento de acuerdo a lo requerido, en niveles: bajo, médium, y alto. El espectador podrá controlarlo a su gusto y desconectarlo según su preferencia, es decir, es un sistema flexible, innovador y diferente de vivir el cine.

La suma de estos efectos harán de la experiencia del XD, 3D algo aún más espectacular, no solo por los efectos visuales de la película, sino por la sensación real de sentirse inmerso dentro de ella.

Debes leerla

Foto de Walt Disney en Perú