viernes, 29 de enero de 2016

Anomalisa llega a las salas de Cine Arte Uvk Larcomar desde este 28 de enero

Anomalisa, de los directores Charlie Kaufman y Duke Johnson estrenó este 28 de enero en exclusiva en las salas de Cine arte de UVK Larcomar. Anomalisa, ganadora del premio del Jurado en el Festival de Venecia, estuvo nominada al Globo de Oro como mejor película animada y actualmente está nominada en la misma categoría por La Academia.
Anomalisa cuenta la historia de un hombre que cansado de su vida, decide experimentar algo extraordinario.
Horarios de UVK MULTICINES:
Horarios : 3:45, 5:45, 7:45, 9:45

SINOPSIS

Michael Stone, esposo, padre y respetado autor del libro "How May I Help You Help Them?" es un hombre estancado por su tediosa vida. Durante un viaje de negocios a Cincinnati, donde tiene programado dar una conferencia en una convención de profesionales de servicio al cliente, se registra en el Hotel Fregoli. Cuando está ahí se asombra al descubrir un posible escape a su desilusión en Lisa, una modesta representante de ventas de productos de repostería Akron, que puede ser el amor de su vida o no. Una historia onírica bella, tierna y absurdamente humorística creada por las brillantes mentes de Charlie Kaufman (SYNECDOCHE, NEW YORK) y Duke Johnson (episodio Abed's Uncontrollable Christmas, de "Community"), esta extraordinaria animación stop-motion presenta el elenco vocal de Jennifer Jason Leigh, Tom Noonan y David Thewlis, aderezado por una conmovedora música de cuerdas compuesta por Carter Burwell. Este viaje de stop-motion oscuramente cómico y surrealista de la larga noche del alma de un hombre, ANOMALISA, confirma el lugar de Charlie Kaufman entre los principales realizadores cinematográficos estadounidenses y proclama a Duke Johnson como una fuerza creativa fundamental.


ACERCA DE LA PRODUCCIÓN
La primera película animada dirigida por Charlie Kaufman y Duke Johnson comenzó su vida en 2005 como una obra que formaba parte del audaz proyecto Theater of a New Ear del compositor Carter Burwell, que reunió a Charlie Kaufman con los hermanos Joel y Ethan Coen, todos ellos escritores-directores ganadores de un Premio de la Academia®, para un programa doble de una "obra sonora” que se escenificó en Nueva York, Londres y Los Ángeles. Para estas interpretaciones Burwell, creador de la banda sonora para los guiones escritos por Kaufman de BEING JOHN MALKOVICH y ADAPTATION, además de musicalizar también muchas películas de los hermanos Coen, formó una orquesta de cámara que tocó en vivo junto a los efectos sonoros del artista de Foley Marko Costanzo, mientras la obra "Hope Leaves the Theater”, de Kaufman, fue protagonizada por Hope Davis, Peter Dinklage y Meryl Streep, y la obra "Sawbones", de los Coen, se interpretó sobre un escenario desolado donde los actores leyeron sus parlamentos sentados en bancos, al estilo de las antiguas obras de radio. En Los Ángeles, debido a conflictos de programación, la obra de los Coen fue sustituida por “Anomalisa”, escrita por Francis Fregoli, pseudónimo de un escritor bien conocido que después resultó ser Kaufman.
En el escenario, "Anomalisa" narró la historia del conferencista motivacional Michael Stone, un hombre británico que vivía en Los Ángeles con su esposa y su pequeño hijo, y viajaba a través de Estados Unidos para impartir conferencias a los profesionales de servicio al cliente. Durante una deprimente estancia en Cincinnati conoce a Lisa Hesselman, una representante de ventas de Akron socialmente desadaptada, que es una de sus más devotas admiradoras. Protagonizada por Jennifer Jason Leigh, Tom Noonan y David Thewlis, "Anomalisa" fue un gran logro narrativo en términos de qué revelaba y qué no. Entre el público que disfrutó la producción en Los Ángeles estaba el matrimonio de productores ejecutivos Keith y Jess Calder, que habían hecho varias películas, entre ellas FAULTS, THE GUEST y YOU'RE NEXT, bajo su compañía Snoot Entertainment. "Me gustó 'Anomalisa' como una experiencia teatral pues en su presentación utilizaba ampliamente técnicas de cine, con la orquestación y el artista de Foley”, comenta Keith Calder. "Era muy evocadora y jugaba con la idea de la soledad y el amor y lo que significa ser una persona, temas universales que pueden funcionar en cualquier medio. Había una sensación de desconexión en la versión teatral y me pareció que sería idónea para hacer un largometraje”.

Una vez que el guión teatral cayó en manos de Dino Stamatopoulos, cofundador de Starburns Industries, Inc., junto a Dan Harmon, creador de "Community", en la NBC, "Anomalisa" comenzó su transición a las pantallas y tomó forma como la primera película animada de Kaufman y la propia incursión inicial de Starburns fuera de la televisión. Fundada en 2010, Starburns es un innovador estudio de producción que se especializa en stop-motion y animación 2D tradicional. La compañía recibió un Emmy Award como Logro Destacado en Animación de Personajes por "Abed's Uncontrollable Christmas”, un episodio de "Community" que se filmó totalmente en animación stop-motion. Duke Johnson, su director y productor, que trabajó en los programas de Adult Swim de Stamatopoulos: "Moral Orel" y "Mary Shelley’s Frankenhole”, fue seleccionado para dar vida a ANOMALISA como una película animada para la gran pantalla. "Había un periodo de tranquilidad en el estudio después de que terminamos de producir un especial para uno de los programas de Dino”, explica Johnson. "Estábamos pensando en nuevos proyectos cuando Dino nos presentó este guión de Charlie Kaufman, por cierto soy un gran admirador del trabajo de Charlie, así que me fascinó la oportunidad de participar en él”. La productora Rosa Tran ("Robot Chicken”, "Frankenhole") se unió al equipo creativo y trabajó al lado de Kaufman y Johnson a medida que ANOMALISA entraba en la fase de animación.
Kaufman, que es notoriamente reservado sobre los temas que tratan sus trabajos y prefiere que el público saque sus propias conclusiones, admite de manera humorística que ANOMALISA, en su versión animada, es "acerca de una hora y media”. Después de una exitosa campaña de presentación, Kaufman, Johnson y Tran se dedicaron a reunir un equipo de especialistas en stop-motion para dar vida animada a los intentos y tribulaciones de Michael Stone y Lisa Hesselman, así como a lo que les ocurre en el Hotel Fregoli. El guión teatral siguió idéntico en su mayor parte. "Los personajes son los mismos, los actores son los mismos, el guión es el mismo, casi exactamente”, dice Kaufman”. Johnson añade: "El guión se sentía desde el principio como algo que podría funcionar con animación, era idóneo para este medio”.
Kaufman y Johnson trabajaron juntos para crear el aspecto distintivo de ANOMALISA. Al lado de Tran, buscaron a los especialistas más talentosos en stop-motion y conjuntaron a técnicos expertos en escultura, moldeo y fundición, vestuario y diseño de peinados, pintura escénica, vestuario en el set y animación de marionetas, el intrincado proceso de grabar el movimiento de las marionetas de gran altura que se convirtieron en los personajes de la película, las cuales se podían acomodar en distintas poses y reajustar constantemente para cada cuadro de la filmación. Contrataron al director de fotografía Joe Passarelli, que trabajó en "Mary Shelley's Frankenhole”, de Starburns, debido a su experiencia fuera del entorno de stop-motion, pues a pesar de que ANOMALISA permaneció como un proyecto animado, su historia ocurre en un mundo que se siente definitivamente real y mundano, desde las inocuas prendas que visten los personajes, hasta los monótonos espacios de las suites, corredores y lounges del hotel, así como las
Salas de convenciones que se presentan.

El equipo de ANOMALISA se esforzó para lograr que el mundo de la historia pareciera real en cada nivel de producción, así que los diseñadores se enfocaron en detalles diminutos, como el brillo de los ojos, los rasgos faciales, las manos gruesas y otras conductas igualmente realistas de los personajes. "Queríamos que los cuerpos parecieran reales”, dice Kaufman. "Las marionetas son pequeñas y requerían movimientos muy precisos con clavijas por parte de los animadores para dar vida a los ojos. Nuestro objetivo era que los personajes se sintieran llenos de vida y expresivos”. Los realizadores cinematográficos dejaron deliberadamente las uniones sobre los rostros de Michael, Lisa y otros personajes para establecer la animación de manera distinta al funcionamiento común del stop-motion, en donde las dos placas separadas en el rostro de un personaje, la frente y la parte inferior de la cara, a menudo se pintan digitalmente para crear un aspecto antropomórfico más estilizado. Kaufman y Johnson prefirieron un enfoque con todas las imperfecciones para mantener la congruencia con el predicamento existencial de Michael Stone. "Cuando ves películas animadas de alto presupuesto, las marionetas se perfeccionan en la post-producción hasta el punto en que son visualmente intercambiables con personajes generados por computadora”, explica Kaufman. "Es muy difícil notar la diferencia. Nosotros no queríamos pelear contra los materiales que usamos. Simbólica y metafóricamente esta decisión creativa representó lo que intentábamos hacer y decir en la película, así que optamos por mantener intactas las uniones”.
video

Al realizar una transición transparente del escenario a la pantalla, también quedaron intactos otros elementos fundamentales: los miembros del elenco de la obra sonora, Jennifer Jason Leigh, Tom Noonan y David Thewlis. De nuevo Kaufman prefiere permanecer silencioso acerca de sus intenciones con las exclusivas estrategias de voz en la película, pues ciertamente ANOMALISA es distinta a cualquiera cinta que hayas escuchado antes, y sólo comenta que le encantó trabajar otra vez con su elenco e interpretar la versión teatral exacta dos veces. "Nos reunimos, creamos esta obra, trabajamos duro y después tomamos caminos separados”, recuerda. "Todos disfrutamos la experiencia y trabajamos con mucho amor, no quedó dinero para nadie. Siento que hicimos una obra de teatro estudiantil de la mejor forma posible. Ninguno de los que participamos lo hicimos por otra razón más que por el deseo de estar ahí, con esto nos llenamos de una emoción única. Yo deseaba realizar todo de nuevo con ellos”.

El productor ejecutivo Keith Calder se involucró con el proyecto ANOMALISA desde 2012, cuando vio la versión teatral y aceptó aportar una gran parte del financiamiento de la película después de una exitosa reunión con Kaufman y Johnson, así como el resto del equipo de Starburns. Él ya era admirador del trabajo de ambos directores. "Me gustaba la escritura de Charlie desde BEING JOHN MALKOVICH y también pensé que el especial animado de "Community" de Duke estuvo increíblemente bien hecho, fue innovador en televisión, pues fue un episodio totalmente animado en stop-motion dentro de una comedia de situaciones de acción en vivo”, comenta. De hecho Snoot Entertainment, de Calder, había producido cintas que abarcaban diversos géneros y formatos, entre ellas películas de horror, documentales y animación por imágenes generadas en computadora, pero una película de stop-motion era un nuevo territorio, así que fue una adición bienvenida para la ecléctica claqueta de la compañía. "Era muy interesante producir algo en un medio en el que no habíamos trabajado antes”, dice Calder, que asesoró al equipo de ANOMALISA durante cada fase de la producción. "La confluencia de la técnica stop-motion, Charlie Kaufman y Starburns Industries convirtió este proyecto en algo muy atractivo para nosotros”.
En la pantalla, ANOMALISA coincide plenamente con los trabajos distintivos de Kaufman, entre ellos BEING JOHN MALKOVICH, ADAPTATION, ETERNAL SUNSHINE OF THE SPOTLESS MIND y SYNECDOCHE, NEW YORK, clásicos modernos que presentan protagonistas infelices pero inolvidables que transitan por la larga noche del alma bajo circunstancias sombríamente humorísticas y surrealistas. Con su título que es un juego de palabras e infunde el profundo amor del escritor-director por los vocablos y el lenguaje, ANOMALISA aborda los temas comúnmente Kaufmanescos del aislamiento, la soledad, la melancolía y la depresión, así como la búsqueda de un vínculo, o "cierta esperanza de un vínculo”, en palabras de Kaufman.

Para Kaufman y Johnson, el reto más grande para llevar ANOMALISA a la pantalla en el formato de stop-motion fue descifrar cómo crearían algo visual a partir de un proyecto que se concibió específicamente para que no fuera visual. "Algunos de los conceptos fundamentales de esta obra se escribieron para que el público tuviera que descifrarlos”, concluye Kaufman. "Sin ser demasiado específico acerca de lo que son estos conceptos, imaginar cómo traducirlos a imágenes se convirtió en un proceso largo y complejo, así que fue emocionante cuando este proyecto se empezó a sentir como una película y no como una obra sonora. Ciertas cosas funcionan de modo distinto cuando las pones en una pantalla o cuando las pones en la cabeza del público como en una versión escenificada. Para nosotros ahora resulta difícil pensar en ANOMALISA como aquélla otra obra”.

Debes leerla

Ventajas del Dibujo Animado en la Publicidad