miércoles, 13 de noviembre de 2013

TOM HIDDLESTON RETORNA A LA PANTALLA GRANDE COMO EL MAQUIAVÉLICO LOKI, EN THOR: UN MUNDO OSCURO, DE MARVEL


Tom Hiddleston interpreta a Loki, el maquiavélico hermano de Thor, por tercera vez en THOR:  UN MUNDO OSCURO, de Marvel. Para el actor, no sólo es un privilegio sino una tarea disfrutable la de interpretar varias veces un mismo personaje. “Lo sorprendente de Loki es que ésta es mi tercera reunión con él, y ha transcurrido un año entre cada una de ellas. Esencialmente, mi entendimiento del personaje se profundiza cada vez más”, afirma Hiddleston. “Siento que esta secuela de Thor y mi tercera posibilidad de interpretarlo fue una oportunidad, como actor, para hallar nueva profundidad, más dimensión y nuevas versiones de su psicología, su aspecto físico y su capacidad de sentir”.

Hiddleston ha elevado a Loki a la categoría de uno de los favoritos de los fans, a pesar del hecho de que el personaje es, indudablemente, un villano. En THOR: UN MUNDO OSCURO, de Marvel, los seguidores podrán disfrutar de otra perspectiva de la psique de Loki. Hiddleston explica más al respecto: “Loki es, en un sentido, un desquiciado agente psicopático del caos, que existe en la mitología como un gran problema. Pero a nivel humano, su psicología y su paisaje emocional es muy, muy interesante, ya que él es tan inteligente y, a la vez, está tan herido. Esta película es una posibilidad de que su capacidad de heroísmo y su amenaza maquiavélica se encuentren”.
Hiddleston apunta rápidamente que, sin embargo, hay aspectos de Loki que deben mantenerse fieles a su desarrollo en los previos filmes. “Loki es el mismo personaje; él aún posee ese encanto desenfadado y su ingenio provocador”, dice el actor. “Él aún adora provocar a la gente y hallar y explorar las debilidades ajenas.
“Él aún es egoísta y vanidoso, arrogante, orgulloso, pero también es elegante y divertido. Está lleno de carisma y por eso me encanta interpretarlo; no es un clásico chico malo. Es alguien que conoce su verdadera naturaleza y que lo pasa bien; hay un elemento de disfrute y de alegría ante el hecho de ser malvado”, concluye Hiddleston.

Pese a que THOR: UN MUNDO OSCURO, de Marvel tiene lugar en un mundo fantástico, está anclada en la realidad, una característica con la cual la audiencia se identificará en muchos sentidos. Hiddleston detalla: “Lo que más me entusiasma del mundo de Thor es que tiene, en su propio centro, a una figura de capa roja que ondea en el viento, y un martillo y la cota de malla, y que luce como un dios, pero que también es un hombre que está luchando con su identidad y su destino. Está discutiendo con su padre; tiene una relación muy complicada con su hermano –allí es donde yo ingreso en la trama- y tiene una madre y una mujer a quien ama. Lo interesante es que todos los personajes de ese paisaje están imbuidos con una cierta humanidad; una humanidad que parece reflejar la nuestra. Todos en este mundo tenemos una familia, cada familia confronta de vez en cuando, y esta familia de Asgard no es diferente a las nuestras”.
Hiddleston le da crédito al director Alan Taylor por darle vida al mundo de Asgard. “Alan es fantástico, y en segundos reveló su experiencia y también su apertura para crear un mundo creíble”, comenta Hiddleston. “Me pareció realmente interesante que él quisiera expandir nuestro sentido del mundo; quería profundizarlo. Él quería recrear esa sensación de valentía, ya que ésta es la raza que los vikingos adoraban y había un enlace claro entre los vikingos y los nórdicos, algo resistente y poderoso”.
Los platós que se emplearon para invocar ese sentido de realidad fueron una bendición para Hiddleston, quien afirma: “Convirtieron las escenas en algo dinámico; uno tiene la idea de que son realmente emocionantes. Los actores respondemos a cosas reales, a materia física, y eso te da un mejor sentido del espacio”.
Hiddleston estaba particularmente entusiasmado por el rodaje con la locación en Islandia. “Filmamos exteriores del Mundo Oscuro en Islandia, que creo debe ser el sitio más mágico de nuestro planeta”, afirma el actor. “Posee una cualidad como de otro mundo. Está tan cerca del Ártico, tan cerca de regiones inhóspitas de nuestro planeta. En Islandia uno obtiene esa dimensión de las cosas; cielos color púrpura. Filmamos en un campo de lava volcánica, obtuvimos unas imágenes increíbles, que no hubiéramos podido lograr en ningún otro sitio”.
Hiddleston asegura que la respuesta de los fanáticos a la saga THOR le parece “asombrosa”. “La gente es tan libre con su pasión por el paisaje emocional de lo que hemos creado; grandes personajes con debilidades muy humanas; personajes que luchan por la unidad y la armonía, el amor y la paz, pero que tienen tantas cosas en su camino”, dice Hiddleston. “En términos de Loki, son todos los aspectos oscuros de la naturaleza humana: la soledad, los celos, la rabia y la desesperación; todos sentimientos muy humanos. Me encanta que los fanáticos hayan realmente aceptado eso y que sigan y crean en ello y lo reflejen. Nos han dado la confianza para seguir adelante y profundizar”.
Cuando la película se estrene, próximamente, Hiddleston espera ver todas las escenas puestas en función de la narrativa, pero hay algo más que el actor británico espera con ansias. “Lo que es realmente único en THOR: UN MUNDO OSCURO, de Marvel es Londres. En el primer filme, la acción transcurre entre Asgard y la Tierra, y “la Tierra” era una ciudad de Nuevo México. En esta película, la ciudad elegida es Londres; una Londres muy contemporánea, además; una ciudad que yo, como residente londinense, puedo reconocer fácilmente. Eso me entusiasma mucho. Nadie ha visto Londres en la forma en que será vista en esta película; eso es genial”.


Debes leerla

Ventajas del Dibujo Animado en la Publicidad